domingo, 6 de octubre de 2013

Pendientero de viaje

Sí, sí, no habéis leido mal. Hoy os traigo un antojo que tenía desde hace ya algún tiempo: un pendientero de viaje. ¿Que qué es eso? Pues no es nada más y nada menos que un objeto que nos permite llevar nuestros pendientes de un sitio a otro de manera ordenadita. Igual pensais que soy un poco freaky, pero siempre me ha resultado un poco incómodo rebuscar las parejas en la bolsita en la que suelo meterlos cuando me voy de viaje.
Llevaba mucho tiempo dándole vueltas a cómo podía hacerlo. Busqué por internet, donde encontré alguna inspiración que otra y me puse manos a la obra...

Para hacerlo he necesitado lo siguiente:

- Tela estampada de algodón (un retal de 30x45 cm aproximadamente)
- Fliselina de doble cara (30x45 cm)
- Tela para bordar (30x45 cm)
- Tira bordada
- Hilo de bordar
- Aguja
- Tijeras
- Ganchillo del 3
- Lanas de algodon peinado de diferentes colores
- 1 botón
- Plancha

 - Empecé cosiendo la tira bordada a la tela para bordar con hilo de color.
- Pegué la fliselina de doble cara con la plancha únicamente a la tela estapada (por la parte interior, claro está)






- Junté las caras que quería que se vieran de ambas telas y cosí a máquina el perímetro (dejando un huequito para darle la vuelta)


  - Una vez dado la vuelta, volvi a pasar la plancha y empecé a hacer con el hilo de algodón y el ganchillo una especie de "marco" para coserlo en pel perímetro de las telas y darle un bonito acabado al porta-pendientes. Este marco (una vuelta de cadeneta y otra de punto raso), lo cosí a mano a todo el perímetro y acabé de tejerlo con hilo de otro color. Antes de acabar hice le un ojal para pasar el botón con el que lo cerraría.
Hay que decir que este paso me lo podría haber ahorrado (porque os aseguro que es laborioso) y podía haber puesto algún tipo de beta de color o una tira bordada o puntilla o cualquiera de las múltimples opciones que nos ofrece la mercería.


- Por último, enrollé el pendientero y decidí el sitio donde debía coser el botón para poder mantenerlo cerrado.




 Estoy encantada con el resultado, aunque creo que podría haber puesto tres tiras bordadas en vez de dos y así poder poner algún pendiente más.
Lo que más me gusta es que me permite poner pendiente largos, de botón, de cierre catalán,...!

Cómo me gusta!!!

Eva





 

6 comentarios:

  1. Muy bonito y practico! Una buena manera se tener todos los pendientes a la vista

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sara! La verdad q es super-practico!

      Eliminar
  2. Muy bonito y practico! Una buena manera se tener todos los pendientes a la vista

    ResponderEliminar
  3. Me encanta Eva, muy chulo y superpráctico, creo que todas las que usamos pendientes tenemos el mismo problema que tú a la hora de salir un fin de semana fuera.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Nur! Me alegro de q t guste!

    ResponderEliminar
  5. Gracias x vuestros comentarios! Nos hacen superfelices!!!

    ResponderEliminar